Adolf Hitler como artista: una historia de sueños e incomprensiones

hitler_arte

Todos soñamos con ser alguien en la vida, de demostrar a la humanidad cómo podemos cambiar el mundo, cómo nuestras ideas ayudarían al progreso, a la comprensión de nuestra sociedad y, como consecuencia, cómo aumentaría el deseo de seguir soñando. Pero esta importante misión no sólo necesita de una dosis de talento y otra de conocimiento para convertir nuestras ideas en realidad. Tal fue la lección que nos dio la historia a través de la vida de Adolf Hitler, un hombre cuyo deseo fue siempre el de ser un artista. Con este escrito no pretendo de ninguna manera entrar en ninguna discusión política ni en la justificación de las terribles acciones llevadas a cabo por este personaje, sino más bien lo presento como un objeto de análisis y observación desde un punto de vista psicológico y antropológico.

Haciendo de lado toda vida política y los trágicos eventos derivados de ella, Hitler fue un curioso artista; interesado por toda expresión de arte, en especial por la música, la ópera, la pintura clásica, la escultura y la arquitectura. Sus inicios no fueron para nada fáciles, viviendo en constante pobreza intentando vivir de  postales pintadas de vistas de la ciudad de Viena. Muy poco de este dinero recaudado era destinado a su supervivencia, ya que era un hombre de extrema perfección y destinaba la mayor parte de sus ingresos en asistir a conferencias, funciones de teatro y adquiriendo la mejor calidad en pinceles, lienzos y pinturas para sus creaciones, consiguiendo comida y techo en un refugio para desamparados o durmiendo debajo de un puente. Estos años, según sus propias palabras, fueron los mejores de toda su vida.

PD*27748633
Primer autorretrato de Adolf Hitler
(imagen: chattahbox.com)

Aunque no logró ser admitido en la Academia de Bellas Artes de Viena por no poseer el talento deseado por la escuela, el joven Hitler no dejaba de ser una persona inteligente y talentosa, aunque sumamente inestable emocionalmente. El rencor que ocasionó el rechazo de la Academia, sumado a la desaprobación de su sensibilidad artística por parte de su padre, su paupérrima situación económica y las constantes humillaciones – por su frágil condición física y su enorme ego – de sus conocidos cercanos hizo de él lo que al final terminó apoderándose de su vida, rígido y presumido, convirtiéndolo en un dios de la venganza.

Posiblemente la oportunidad perdida más exasperante que sufrió Hitler fue la posibilidad de trabajar bajo la supervisión del artista gráfico y escenógrafo Alfred Roller, miembro del movimiento anti académico de la Secesión vienesa o Sezessionsstil. Con una carta de presentación en mano se acercó tres veces al despacho de este gran hombre sin siquiera tener la delicadeza de golpear la puerta antes de entrar. Al parecer Hitler nunca pudo encontrarse con alguien cuyo ego sea mayor que el suyo.

Así, lentamente fueron muriendo sus sueños de vivir del arte; deprimido y desilusionado fue buscando muletas emocionales para justificar su fracaso. Esto, combinado con la vida intelectual y multicultural de la ciudad de Viena – en contraste a su ferviente nacionalismo – lo llevó a trasladarse a la ciudad de Munich, Alemania para eludir el servicio militar en su país, negándose a servir a las órdenes de oficiales húngaros y judíos.

Para concluir: Este es un claro ejemplo de cómo no solamente es necesario tener talento y nutrirnos de conocimiento para hacer realidad nuestros sueños, sino también la disciplina, el respeto hacia los demás y la humildad de recibir el consejo y la instrucción de personas que no siempre comparten nuestro mismo punto de vista, no reprochando la crítica y recibiéndola como experiencia. Además debemos ser conscientes que las oportunidades en la vida no siempre se dan a lo grande, sino que en la acumulación de estos pequeños consejos y experiencias se encuentra el mapa que nos llevará a alcanzar todas nuestras ilusiones. La clave: perseverancia, sabiduría, instrucción y humildad.

Referencias:
Fisher, Mark; Half a century later,the paintings of Adolh Hitler are still a federal case; The Washington Post; 21 de Abril 2002
Hitler Historial Museum; Hitler’s Art and National Socialist Era Art; 1999
Schjeldahl, Peter; Hitler as Artist. How Vienna inspired the Führer’s dreams; The New Yorker; 19 de Agosto 2002
Adolf Hitler: Adolescencia en Viena y Múnich; Wikipedia

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

8 comentarios to “Adolf Hitler como artista: una historia de sueños e incomprensiones”

  1. Debi-chan Says:

    Muy interesante ^^ Conocía la historia de artista frustrado de Hitler , pero me ha gustado mucho leerte😉

    Estoy de acuerdo en que además de talento hace falta también la sabiduría de saber que uno no es el más sabio. La humildad de empezar poco a poco, de trabajar y ser perseverante.

    En fin , se podrían escribir muchos folios acerca de la personalidad de Adolf Hitler , era una patología con patas ._.” pero tal vez si hubiera podido sublimar sus anhelos con la pintura la historia hubiese sido diferente.Creo que muchos artistas son asesinos en potencia xD (teorías de las mías…)

    un besote

  2. pinkpunkpop Says:

    La verdad que creo que todos tenemos el potencial de ser o asesinos en masa o genios… pero tantas cosas influyen en nuestro camino que es casi imposible de repetirse como nuestro propio ADN🙂 (momento metafísico, jaja) ¡Muchas gracias por leerme!

  3. shoesme Says:

    whaou, gracias Gaby por tus articulos que me inspiren!
    de verdad, este tema me fascina, sabes el libro de Eric Emmanuel Schmitt “la part de l’autre” (en francès, lo siento) que trata de este historia, lo he leeido muchas veces?
    Arrg, no podemos escapar a nuestro destino??…
    un besito

  4. pinkpunkpop Says:

    Hola Shoesme! (eres Sophie? jeje…)

    Gracias por tu comentario🙂 La verdad que ese libro no lo conozco, o sea lo conozco pero no lo he leído, pero si me dices que es bueno seguiré tu consejo y le echaré una mirada. Claro, este tema es fascinante; cómo a veces una decisión o un sentimiento, positivo o negativo, puede cambiar el transcurso de nuestras vidas; cómo los seres humanos somos completamente impredecibles y aunque podamos nacer con ciertos potenciales también podemos cambiar nuestro camino a través de nuestras decisiones.

    Muchas gracias por leerme! Estamos en contacto🙂

  5. Carlos Says:

    Demasiado bombo a la faceta de artista… La juventud es así, llena de ideales…

    Hitler tambien tubo madre… La vamos a culpar a ella de lo que hizo? Es que Hitler jugaba con un vecino judio y un dia lo encerro en un sotano y 40 años despues aprobo la matanza industrializada de la raza…

    Quien no se ha enfrentado al fracaso en su juventud?

    En cuanto conocio el ejercito se le quitaron los “pajaros” de la cabeza y solo pensaba en luchar por su patria. Mucho mas relevante es su historial belico que su faceta de artista.

    Por alguna extraña razón nadie habla de la vuelta de Hitler al arte: como se entretenia con sus grandiosos planes para el Berlin del futuro. Las maquetas, los planos… Ya no era el quien pintaba pero si quien dirigia. Y cuanto peor iba la guerra mas tiempo le dedicaba…

    En fin, tambien fue un pedofilo incestuoso con su sobrina quien acabo por suicidares a los pocos años, no sorpontando sus celos posesivos…

    Un hijo de puta es lo que era.

  6. pinkpunkpop Says:

    Sea o no hijo de puta no voy a tocar datos históricos obvios y conocidos por todos. Como había mencionado a principio del artículo, no voy a meterme en líos políticos, éticos, ni apoyar o hundir a nadie.

    Para aprender cómo funciona la mente de un ser humano no sólo debemos observar los buenos ejemplos, sino también los malos para poder tener la contraposición. No es mi intención aquí dcir que alguien es un santo, un hijo de puta, un pedófilo o un santo varón de Jesucristo o Buda, sino simplemente observar el comportamiento de las personas y cómo pueden llegar a ser tan impredecibles.

    Igualmente muchas gracias por el comentario🙂

  7. carlos Says:

    siempre desimos y dedicamos a difundir un personaje que no se cuenta todo de el buscamos la parte humanitaria por sierto que no tiene.pensariamos diferente de este personaje y su secuases que apunta de arma sometia,ostigava y pribava de livertad para vivir porque tenian otra religion o hera distintos,pensariamos diferentes si ubiese estado y sometido en carne propia que nuestro familiares que nos fuera desgarrado tal cual fuera un arbol sacado de rais y lansado a la oguera del esterminio
    siempre hay que tener memori,pero memoria del arte malo no del bueno por sierto nunca tuvo
    posdata:hay que tener memoria.

  8. tristeza Says:

    me da mucha pena pensar en un hitler joven ante un indiferente mundo…si tal vez hubiera conocido una persona especial. (Una vez mas un mal padre causa un terrible desastre…..)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: