Curiosidad por todo: ¿Virtud o pecado?

brain
Brain
, por ~Mateu

Pero en realidad ningún yo, ni siquiera el más ingenuo, es una unidad, sino un mundo altamente multiforme, un pequeño cielo de estrellas, un caos de formas, de gradaciones y de estados, de herencias y de posibilidades. Que cada uno individualmente se afane por tomar a este caos por una unidad y hable de su yo como si fuera un fenómeno simple, sólidamente conformado y delimitado claramente: esta ilusión natural a todo hombre (aun al más elevado) parece ser una necesidad, una exigencia de la vida, lo mismo que el respirar y el comer.

Herman Hesse en El Lobo Estepario

“Cuando sea grande quiero ser médico como mi papá… o maestra como mi mamá… o arquitecto como mi tío…”. En épocas anteriores, y también gran parte de la actual, nuestro destino laboral y académico estaba principalmente influenciado por la actividad que realizaban nuestros familiares, quienes representaban nuestro mayor punto de influencia y fuente de adquisición de conocimientos. A todo esto debemos sumar lo adquirido en la vida escolar y cómo ésta ofrecía una alternativa a cuestionar nuestros verdaderos intereses, enseñándonos realidades distintas a las vividas por nuestro entorno familiar. En un menor grado, pero igual de importante, nuestro entorno, y con él nuestros amigos y conocidos, también otorgaron en algún momento algún factor decisivo para llegar a donde estamos ahora. Todos estos grupos tienen algo en común: Están íntegramente asociados a nuestras vidas por un contacto directo, en un mismo entorno, en una misma realidad predeterminada mayoritariamente por nuestra situación geográfica y realidad cultural directa.

Actualmente esta barrera geográfica ha sido vencida por la globalización de la comunicación que otorga la tecnología (y el conocimiento masivo de ésta), especialmente a través de Internet como herramienta informativa, haciendo accesible un sinfín de conocimientos a sólo un click de distancia y, más importante aun, el acceso a la información ya no está limitado al poder adquisitivo de unos pocos capaces de viajar o pagar más para encontrarlo. Este hecho es de significativa importancia en países en vías de desarrollo, donde los escasos recursos de la población no permiten acceder en muchos casos a textos actualizados, o a poder realizar intercambios culturales con países de mayor progreso.

Otro producto de este fenómeno es la optimización del tiempo. Al conseguir lo que queremos saber de una manera rápida y sencilla (en comparación con los métodos tradicionales), podemos aprovechar el tiempo restante para descubrir, por nosotros mismos y con nuestra propia jerarquía de importancia de la información, otras áreas de nuevos intereses; este hecho saca a la luz de que ahora, más que nunca,  tendemos a hacer crecer nuestros conocimientos a través de una cadena de pensamientos asociativos; por ejemplo, ahora leo sobre la multiplicación maya, lo que me hace cuestionar sobre la cultura maya, lo que a la vez me hace cuestionar sobre las culturas en el norte de latinoamérica, lo que me hace cuestionar sobre la diferencia entre la cultura latinoamericana con la europea… todo disponible en un mismo sitio, sin necesidad de trasladarse físicamente para los “conocimientos extras”. Entonces, no sólo conseguimos lo que queremos saber de una manera rápida y efectiva, sino que además lo enriquecemos de acuerdo a nuestros propios intereses. ¿Dónde está la ventaja de esto? De que al crear nosotros mismos nuestra cadena de conocimientos (a diferencia de medios de comunicación como la TV que ya propone un orden concreto de datos), nuestro propio puzzle de información, lo que incentiva a la creación de nuevas ideas es mucho más que lo que sería teniendo un sistema lineal de compilar datos (como la enseñanza en la escuela donde el alumno básicamente aprende sólo de los textos que le da el profesor), limitado por la disponibilidad del material.

information
I. por `gnato

Lo que ocurre con esto es que cada vez más existen personas que se dan cuenta que el ser humano no está hecho para saber una sola cosa y especializarse sólo en eso, sino que somos una telaraña de intereses que, así como utilizamos tan solo el 2% de nuestra capacidad cerebral, abre un enorme camino de nuevas posibilidades, perdiendo la idea de un área de conocimientos única. Nos interesamos mucho más sobre música, arte, psicología, cocina, ciencias, medicina, física, el espacio y relaciones sentimentales, todo al mismo tiempo, todo accesible de la misma manera y sin el temor de sentir que se está gastando una cantidad enorme de tiempo accediendo a estos datos. Conocemos más estilos musicales, más técnicas artísticas, más maneras en las que la gente se relaciona una con otra, etcétera.

Pero como todas las cosas también esta situación puede derivar en un problema, que ocurre en el hecho de seccionar la atención de manera extrema a “detalles” que podrían hacernos perder la concentración en lo que se está asimilando en un momento determinado. Vendría a ser como interrumpirnos a nosotros mismos constantemente, haciendo que nos alejemos de nuestro objetivo principal y “vayamos por las ramas”. Entonces, ¿cuál es la solución? ¿Es entonces malo tener tanto acceso a información? ¿Existe un límite en donde tengamos que decir “basta”?

Personalmente pienso que el secreto está en tener siempre en cuenta cuál es el objetivo principal de lo que se está haciendo, medir el tiempo y administrarlo de una manera efectiva. Por ejemplo algo que aprendí a hacer (ya que para mí es realmente un problema no querer “adentrarme” en los detalles) es tener una pequeña libreta de apuntes, o un archivo de texto en donde pueda apuntar todas mis dudas; de esta manera no se pierde la curiosidad que ha surgido, buscando un mejor momento que no comprometa la concentración de la “misión” principal.

No desestimemos la curiosidad, porque ella es la que nos hace los maravillosos seres únicos que somos. Aprendamos a ser “curiosos resposables” y a administrar de manera óptima el tiempo. El resto ya depende de nosotros mismos.

Etiquetas: , , , , , ,

9 comentarios to “Curiosidad por todo: ¿Virtud o pecado?”

  1. Curiosidad por todo: ¿Virtud o pecado? Says:

    […] a esta noticia (que está en inglés) fue mi fuente de inspiración para escribir este artículo: pinkpunkpop.wordpress.com/2009/06/10/curiosidad-por-todo-perfeccion-en/ (en español) Habla principalmente sobre cómo las nuevas tecnologías, en especial Internet, han […]

  2. Sebastián Fuster Says:

    Hola Gabs:
    Vaya… ¡Cuánto tiempo!… ¿no?, leí los artículos del corriente mes sin embargo varias interrogantes me dejaron clavado en la controversial propuesta del mes de junio. Curiosidad por todo: ¿Virtud o Pecado?

    Antes que nada, mis sinceros agradecimientos por la cálida bienvenida a tu sitio. Es grato encontrar personas que accedan a compartir espacios en un mundo tan mezquino y territorial como el nuestro. Aunque el albergue sea virtual, ¡es bueno saber que hay vacancia para uno más!
    Por último, con respecto a tu cortesía, considero que es una característica peculiar, muy notable y poco reconocida del compatriota “Paraguayo.” Gracias Gabs.

    Pues bien, volviendo al tema en cuestión, quisiera poner en práctica “la curiosidad”, al indagar acerca del significado de tu apodo, ¿si no es molestia? Yo también tenía uno, “El Grinch” y lo menciono en pasado ya que así me llamaban los viejos amigos. A propósito, también soy paraguayo (por lo que pude comprender eres paraguaya, mejor dicho ¿Eres paraguaya?).

    Vivo en Miami desde hace ocho años, laburo como ilustrador, ¡mi gran pasión además de la fotografía! ¿Eres aficionada a la Fotografía? (supongo que, cómo comunicadora visual tienes alún interés hacia ella…)
    La curiosidad me arrastró a este territorio y también por curiosidad… ¡termine por convertirme en monógamo! (y de veras que es buena la experiencia).

    Es curioso “ser curioso”, no lo considero virtud tampoco pecado, más bien, un acto inherente a los seres vivos. La curiosidad es un impulso natural que genera motivación hacia la exploración, por necesidad de avanzar y aprender.
    Me tome la libertad de aportar otro enfoque al tema, en vista de que el mismo es ambiguo, por lo tanto posee varias tangentes propicias para debates y “divagues”… ¿Por qué no?

    En este caso una interrogante ¿La curiosidad mató al gato?

    Al parecer la curiosidad del hombre no tiene límites, ya que como había mencionado en el párrafo anterior “es un acto de instinto natural que lo impulsa a descubrir y avanzar”, por lo tanto no la podríamos definir como “buena o mala”, más bien el concepto de positivo o negativo deriva de la consecuencia de dicho avance.
    Esta realidad aporta mayor atractivo y complejidad al análisis, ya que es tarea de nuestra conciencia discernir acerca de la magnitud de los resultados que trae consigo un “simple impulso de curiosidad”, desde pequeñas curiosidades que generan pequeñas consecuencia hasta actos de extrema curiosidad que generan grandes y graves consecuencias como resultado.

    Un “impulso de curiosidad” podría llevarnos a espiar a la vecina, así como también a realizar grandiosos hechos de carácter científico o tecnológico, que nacen de la ansiedad del hombre por explorar lo desconocido. La Internet, La Clonación, El Genoma Humano…etc., no son otra cosa que: El resultado de un acto de curiosidad que impulsó el salto de “una simple fantasía” a una “realidad actual” que está definiendo el futuro del hombre.

    Pareciera ser un acto sencillo como cualquier otro e incluso insignificante sin embargo la curiosidad es un aspecto emocional innato del ser humano. Nadie está libre de este comportamiento, ¡somos curiosos en menor o mayor medida! Lo importante seria reflexionar acerca de los consecuentes hechos negativos de este interés por el descubrimiento. ¿Es necesario llevar ese impulso al máximo, hasta el punto de convertir lo imposible en posible?

    La curiosidad, un aspecto casi vital, en el sentido que es motivador de desarrollo y evolución es una paradoja de salvación y perdición, pues tanto avance podría generar un brutal retroceso. Basta con recordar el viejo refrán “la curiosidad mató al gato” y no olvidemos que es una afirmación, no una pregunta… (Aunque si no me equivoco…dicha frase se refería realmente a que la intensa preocupación o cautela causó la muerte del felino. ¡Murió de estrés el pobre animal!).

    Es mi humilde apreciación al respecto. Una vez más ¡GRACIAS! por la cordialidad y el espacio. De veras, me resulta provechoso y grato tener personas con buena cantidad y calidad de neuronas, con quien compartir e intercambiar ideas.
    Disculpa el desorden gramatical y los modismos de la región, ¡vaya que son pegajosos!

    Hasta muy pronto Gabs…

  3. pinkpunkpop Says:

    Hola Sebastián:

    Primero que todo muchas gracias por el extenso comentario. Segundo, me tendrás que perdonar que esta respuesta será corta pero estoy con muy poco tiempo últimamente; ya sabes, crisis y doble trabajo para llegar al mismo resultado. Pero no me quejo porque igual se sacan buenas experiencias de la presión y se aprende un montón.

    En fin, sólo quería resumir lo que me habías dicho, que yo no estoy en contra de la curiosidad, y diría que estoy más que nada a favor; pero básicamente lo que quise decir en el artículo fue que el ser humano es, como dices, un individuo sumamente curioso (que es una de sus mejores virtudes porque es lo que le impulsa a seguir adelante… parte del instinto de supervivencia); pero muchas veces esta curiosidad no está bien canalizada, entiéndase: estamos curiosos por demasiadas cosas al mismo tiempo, lo que hace que no podamos llegar a una buena respuesta para nada por tener nuestra atención dividida en muchas secciones. Es un poco como en esta serie de TV “Heroes”, en el que todas las personas tienen una serie de poderes pero que tienen que aprender a canalizarlos para sacar el mejor provecho de ellos y aprender a evolucionarlos.

    Espero me haya explicado mejor. Nuevamente muchas gracias por el comentario y saludos de parte de una compatriota🙂

    P.D.: Mi nickname es sólo a raíz de que antes mis amigos me llamaban Gabs porque sonaba “cool”; luego lo evolucioné a Gabstar (por una tontería de presentaciones artísticas que debía hacer) y nada.. no hay más historia que eso🙂

  4. Sebastián Fuster Says:

    Hola Gabs:
    Comprendo tu limitación de tiempo a consecuencia del trabajo (¡espero lo resuelvas con rotundo éxito!); por lo tanto ¡Gracias por la aclaración! sin embargo creo que hubo algún malentendido, es probable que me haya expresado mal o simplemente me fui por las ramas, mi intención fue: Proponer otra interpretación al tema, una muy distinta en realidad, cuestionar los resultados o hechos consecuentes del exceso de curiosidad del ser humano. Es decir, preguntarnos si… ¿este comportamiento natural que nos impulsa adelante es el mismo que pondrá fin a nuestra existencia?

    En fin… aclarado el tema (espero sea así y no haberlo embarrado más) quisiera agregar que: Comprendí tu precisa y acertada apreciación al respecto. Es más, “me sentí muy identificado”, ya que la esa curiosidad de la que hablas, me impulsa a explorar diversos ámbitos profesionales e incluso personales, es como un conjunto de puertas por abrir y en cada una, alguna faceta por descubrir. Así, tal cual lo expresaste, tanta diversidad informativa propicia el desenfoque de nuestro objetivo.
    Y de veras, que estoy luchando contra ésta “polución informativa”, más aun cuando los diversos intereses me atrapan y aminoran mi marcha. Por lo tanto, con la intención de aférrame al camino, siempre recuerdo que “EL que todo abarca poco aprieta.”

    ¡Gracias y hasta muy pronto!
    Sebastián Fuster (El Grinch)

  5. pinkpunkpop Says:

    Respuesta corta a algo que me habías dicho antes y que no te lo había comentado: Lo del Grich; completamente normal que la gente ponga un sobrenombre así cuando alguien desvela la “magia” de la ignorancia en muchas cosas😛, jeje… ya me ha pasado eh? No sé si es por ese motivo que te lo dicen o por qué; pero personalmente lo entiendo así. Saludos y ánimos con todo! A ver si pasas muestras de tus fotos así las conozco.

  6. Sebastián Fuster Says:

    Ese podría ser muy buen fundamento para el apodo PERO los perros son más prácticos, en resumen unos ¡JODIDOS H…D…P…! jaja…

    Confieso que no me agrada mucho la “época navideña”…pero te aseguro que no es mi intención truncar “La Navidad” y mucho menos “robarme todos los obsequios”… como lo hizo el Grinch, (aunque hacerlo sería muy divertido jaja… ¿Quién no soñó alguna vez con quedarse con todos los regarlos del árbol? Apuesto a que tu también lo pensaste alguna vez… ¿si? Jeje…). El significado real del apodo, resulta del algún parecido con la “maliciosa sonrisa” del personaje, por lo tanto ¡estoy libre de pecado! y creo que debido a tu comentario eres tú la verdadera “aniquiladora de felicidad” = ) jeje… (Ya que la ignorancia es “sinónimo de felicidad” para muchos…).

    No quiero decepcionarte… de veras aprecio la fotografía pero “todavía” estoy lejos de ampliar mi horizonte profesional como “fotógrafo”, soy el amante aficionado pero seria de mucho provecho para mí alguna opinión crítica, muchas gracias… de veras!

    Mira, tengo planes de adherirme a alguna red social (todavía me resisto a la idea pero creo que me resultaría útil) por lo tanto ésta es “una futura invitación”, a compartir el espacio de “amigos del Grinch” y no aceptaré un “NO” como respuesta Gabs, de veras que sería un honor para mi tener una mente ingeniosa e inquieta como la tuya.

    Saludos Gabs!

  7. pinkpunkpop Says:

    jaja.. muy bien… con esto aclarado y entendiendo la invitación a futuro de la red social, te deseo lo mejor y la mejor “buena onda” (al más puro estilo paraguayo) para la semana.

    P.D.: La verdad que lo de robarse todos los regalos no estaría mal, jeje…

  8. Sebastián Fuster Says:

    Hola Gabs:
    Disculpa mi ignorancia… tengo la necesidad de preguntarte, ¿Cómo debo hacer para enviarte las fotografías? Lo hice a través de mi correo, ya que creo que estoy subscrito a tu blog pero no estoy seguro de haberlo enviado correctamente…

    Saludos y hasta pronto…

  9. pinkpunkpop Says:

    Hola Sebastián:

    Me tendrás que perdonar que no estoy con mucho tiempo de responder un mensaje largo. Pero quería comentarte que las puedes enviar a la dirección de email askgabs@gmail.com, que es la del blog.

    Muchas gracias!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: