Posts Tagged ‘comida’

Cenando a oscuras: Redescubrir los sentidos (¡y asegurar la cita a ciegas!)

17 julio 2009

unsicht-bar

Todo el mundo está de acuerdo que la vista es el rey de los sentidos. Al entrar en un lugar donde no podemos ver qué nos rodea, automáticamente sentimos que todas las demás herramientas que posee nuestro cuerpo para la supervivencia no son suficientes. A través de los tiempos esta prioridad visual ha dejado en un segundo plano a un sinfín de inexploradas reacciones sensoriales que, al igual que la capacidad visual, también poseen un código preceptivo de no sólo gran importancia, sino también de extraordinario potencial creativo.

Bajo este pensamiento nace en Berlín el Unsicht-Bar (juego de palabras, ya que unsichtbar significa “invisible” en alemán), un restaurante y sitio de copas completamente a oscuras, en donde los camareros – todos ellos invidentes – explican la ubicación de la comida y los utensilios utilizando como analogía un reloj; por ejemplo, tienes las cucharas a las 12 en punto y dentro del plato los espárragos entre las 9 y las 10. Al renunciar voluntariamente al estímulo visual, se da lugar a redescubrir lo que los demás sentidos son capaces de hacer; sentir la dirección del aire, palpar los objetos, advertir el aroma de los alimentos, escuchar los cambios de tonos en la voz de los demás comensales y así diferenciar sentimientos y emociones, cosa que puede resultar muy útil al momento de asistir a una cita a ciegas 🙂

Unsicht-Bar cuenta actualmente con 3 establecimientos, el principal en Berlín, el segundo en Colonia y el más reciente en Hamburgo. Esperemos que pronto podamos conocerlo en Barcelona para poder probar, oler, sentir, escuchar y ser parte de este territorio virgen repleto de nuevas impresiones sensoriales.

Web oficial de Unsicht-Bar (ENG)

Anuncios

Bentō: El arte de hacer comida sana y divertida

5 junio 2009
bento
Second Bento
, por *DoodleBe

A raíz del éxito de la noticia sobre arte culinario publicada anteriormente en el blog, me gustaría explicar un poco más a cerca de en qué consiste esta técnica y arte de decoración de platos de origen japonés llamada Bentō. Esta técnica en Japón no sólo se utiliza a nivel de hobby, sino también en restaurantes, bares y eventos sociales importantes; así como el origami, esta destreza también lleva su tiempo de práctica (y mucho, mucho tiempo) para lograr resultados creativos innovadores e interesantes.

Los ingredientes tradicionales de un Bentō suelen ser: arroz, algún tipo de pescado, carne o embutido, y vegetales variados que pueden presentarse cocidos, crudos, juntos o individuales. Todos los ingredientes se ordenan, de acuerdo al talento de la persona que lo prepara, en unas cajas especiales de madera que pueden tener casi cualquier forma, ser de una única superficie, o dos (o tres), o tener formas de corazones, conejos, picas, en fin… todo lo que pueda verse adorable 🙂

El secreto de un buen Bentō está en hacerlo visualmente atractivo y nutritivo a la vez. Existen estilos predefinidos que se los puede pedir en un restaurant tal cual, más o menos como pediríamos un menú en un sitio de comida rápida. Los hay caseros y también de lujo. En fin, realmente es un arte como cualquier otro que tiene infinidad de variaciones, gustos y sabores.

Para las personas que estén interesadas en iniciarse en este bello y delicioso hobby, aquí está una lista de sitios muy buenos para aprender y también para buscar inspiración. También hay una serie de videos que personalmente me parecen muy graciosos, de un programa de cocina japonés que se llama Cooking With Dog, de una señora que cocina mientras su perro – un caniche gris –  disfruta del entretenimiento 😀 ¡Buen provecho!

Just Bento

Lunch in a Box

Cooking Cute

SushiSushi (venta de materiales online, Reino Unido)

JBox (cajas y bolsitas para Bentō)

Ichiban Store (venta de materiales online, Estados Unidos)

Ferran Adrià: Arte, ciencia y tecnología en un solo plato

16 mayo 2009

El Chef Ferran Adrià, propietario del restaurant El Bulli, y Harold McGee, autor del libro On Food and Cooking, describen cómo el nitrógeno líquido es utilizado en cocinas para crear innovadores platos como sorbetes con alcohol o trufas congeladas de pistacho.

El restaurant de Adrià recibe más de dos millones de solicitudes para tan solo 8000 localidades durante los 6 meses que El Bulli abre sus puertas. Los siguientes 6 meses, Adrià, quien está orgulloso que lo llamen el “Salvador Dalí de la Cocina” viaja, sueña y crea en su “laboratorio gastronómico” en Barcelona, donde su equipo incluye también un químico y un diseñador industrial quienes experimentan con los diseños de los platos y utensilios de mesa complementando la creatividad de los alimentos.

Fuente:
Fora.tv

Un poco de diseño en el mundo culinario…

22 abril 2009

Se dice que la mejor manera de llegar al corazón de alguien es a través del estómago. A continuación una selección de arte culinario que no sé a ustedes pero a mí me daría pena comer algo tan bonito, je je… Todas las imágenes fueron obtenidas de DeviantArt, donde se puede visitar la página personal de cada uno de estos artistas buscándolos por los nombres que aparecen en la descripción de cada imagen.

Perdí la forma y no se dónde encontrarla…

13 diciembre 2008

Estas fueron las palabras de mi primito mientras hablábamos de lo mucho que nos gustaría comer unos Brownies de chocolate. Mientras comía una gelatina dietética de naranja me puse a pensar en esto. ¿Dónde realmente termina el límite de cuidar la salud y solamente alimentar nuestra vanidad?

Constantemente, en especial si somos  mujeres (hasta creo que en el 90 por ciento de los casos lo somos), nos privamos de tantas cosas sabrosas que nos gustaría comer porque decimos “voy a engordar sino”, y así luego nos ponemos a pensar las verdaderas razones de por qué sacrificamos a esos Brownies y optamos por la gelatina. Pero, ¿cuáles realmente son las verdaderas razones?
Está claro que comer es un placer, y nadie lo puede negar (por supuesto siempre hablando dentro del límite de lo saludablemente aceptable). Lo gracioso de todo esto es que por un lado la sociedad te presenta todo tipo de opciones cuando se trata de deleitarnos gastronómicamente; Tenemos todo tipo de chocolates, quesos, vinos, comida tailandesa, vietnamita, africana, sentado en una alfombra, en una silla, en una almohada…. pero al mismo tiempo nos venden la idea que para ser “socialmente bellos” ¡tenemos que comer sólo lechuguita y tortitas de arroz! Somos bombardeados con un ideal de belleza física se aleja completamente de la realidad de toda esta oferta. Entonces… mi pregunta es, ¿en qué quedamos entonces? ¿Somos acaso unos masoquistas por naturaleza? ¿no sabemos lo que queremos y por qué lo queremos? ¿Realmente somos tan influenciables que no nos damos cuenta cuando nos están queriendo “vender la moto” (léase en sudamericano: meter la rata) ?
Me explico. Muy pocas son las personas que no sienten la presión social de cumplir con lo que llamamos un “standard de belleza”. No hay persona que no se preocupe por su apariencia física y el que diga que no, está mintiendo. Por más que, y ahí de nuevo la ironía de la vida, nuestros padres siempre nos han enseñado que la belleza física no importa sino lo que cuenta es el tipo de personas que podamos llegar a ser, nuestro entorno, especialmente la publicidad, nos bombardea siempre con imágenes e ideales que siempre rondan en torno a la perfección física. Dicho en palabras simples “no importa lo bueno que seas en algo, si no tienes un buen cuerpo olvidate podes ser alguien”. La chica de pechos grandes siempre será más divertida y aceptable que la inteligente ante los ojos de la sociedad (siempre hablamos de un promedio, sabiendo que existen también, gracias al cielo, excepciones).
Es cierto que mucho depende de la sociedad en la que uno viva. Por ejemplo, a mí me tocó nacer en la bella ciudad de Asunción, Paraguay y ahora estoy viviendo en la complicada y controversial Barcelona (pero que igual la amo), España. Esto que estoy diciendo se aplicaría más a la realidad sudamericana en general; aquí en Europa la cosa es bastante diferente, al menos lo que a mí me tocó ver hasta ahora. En cierto sentido el estar aquí es una liberación de toda esa presión. Es por eso que ahora miro desde fuera y me gustaría que la gente en Sudamérica pudiese ver todo lo que hay detrás de ese gigante letrero que dice “Perfección física”.
¿En qué resulta esta obsesión por el cuerpo? En una gran falta de interés por cultivar un intelecto y un creciente deseo de mejorar el físico no importando los medios. ¿Qué produce esto? Unos bellos tontos. ¿Y qué pasa con los bellos tontos? Son útiles marionetas dispuestas a comprarlo todo para ser bellos…. De ahí lo tontos! 😛
Volviendo al tema del Brownie. Entonces qué significa toda esta bipolaridad de pensamientos con respecto a la comida y a la apariencia física? Mi opinión personal: que los medios y las empresas ya no les importa qué te vendan ni cómo, con tal de vendértelo como sea, aunque eso signifique contradecirse a uno mismo. Claro, primero te intentan vender el súper bombón relleno de mousse de chocolate y un minuto después te están intentando vender pastillas para adelgazar. Primero rellenan el pavo y luego lo cocinan vivo. Constante contradicción mantiene a la gente ocupada pensando qué puede cambiar, por ende qué puede comprar.
A lo que quiero llegar es que sería tan bueno que la gente empiece a darse cuenta de que lo que los medios de comunicación intentan vender como ideal en realidad está muy lejos de serlo. Si no tenemos ese cuerpo espectacular, ¡no pasa nada! Si somos mujeres deberíamos empezar a relajarnos un poco más y no estar en eterna competencia con todas y cada una de las mujeres que nos rodean pensando “Uy, mira la cola que tiene esa” o “Cómo me gustaría cirugía para tener esas lolas”, y en el caso de los hombres aceptar que la belleza física está muy lejos de serlo todo en una mujer. La atracción física va tanto más allá que las apariencias pero está en nosotros despertar el deseo de descubrir qué más hay detrás de ese cartel luminoso que nos distrae.
Disfrutemos quiénes somos de la manera que seamos. Optemos por el Brownie y echémonos una buena risa! Y termino con dos frases: una  que encontré en un sitio que muchos de ustedes conocen llamado Suicide Girls y otra que encontré en un graffitti en las calles de Barcelona, y las pongo como dos de mis  preferidas:

“We think the girls in art class are hotter than the cheerleaders” (“Pensamos que las chicas en la clase de Arte son más hermosas que las porristas”)

“La belleza es tu cabeza”