Posts Tagged ‘comportamiento’

Clima: ¿…Testigos de los últimos susurros del Planeta?

28 diciembre 2009

Ignorancia. Dulce omisión, consciente o inconsciente, de cuestiones que muchas veces pensamos que escapan de nuestra responsabilidad. Un sentido de falsa defensa mental nos dice que sólo debemos preocuparnos por lo que beneficia nuestras vidas o atenta contra ella pero… ¿sabemos acaso diferenciar lo que realmente nos afecta de lo que deseamos creer que lo hace? ¿Sabemos cuáles son nuestras responsabilidades como sociedad; el cuidado de nuestra propia especie y de las demás que colaboran con nuestro sustento?

En lo que concierne al medio ambiente es difícil conocer muchas de estas interrogantes, más aún cuando gran parte de esta información está cubierta por la acogedora manta de la comodidad. Personalmente no me considero una “abraza-arboles”, pero la situación por la cual estamos atravesando en la actualidad merece una extra atención, especialmente por haber estado tan cómodos por mucho tiempo. Ahora ya no es cuestión de que sea o no suficiente lo que hagamos para colaborar con una civilización sostenible, o el grado de información que estemos dispuestos a incorporar a nuestro universo de conocimientos, sino ya de plantearlo como una obligación de cada ser humano en la lucha por su propia supervivencia y el de sus futuras generaciones.

Teniendo esto en mente, os presento este documental realizado por el director francés Yann Arthus-Bertrand, llamado Home, el cual  ha sido realizado sin ánimos de lucro con el único propósito de dar a conocer el rol que cada uno debe tomar para poder conservar este legado natural de más de cuatro mil millones de años depositado en nuestras manos. La clave para la supervivencia en años por venir no será individual, sino basada en la colaboración y preocupación por cada recurso que tenemos a nuestra disposición, incluyendo nuestra propia mano de obra. No todo está perdido y queda mucho por hacer. Las siguientes páginas de la historia dependerá de que entendamos que no estamos solos y que tenemos una importante función para seguir luchando por nuestra perduración como planeta. Hemos sido bautizados como homo sapiens… actuemos como tal.

“Este espacio es mío y que te lo quede claro”: Territorialidad en el trabajo

18 mayo 2009
mesaTrabajo
My Desk My Universe, por capix80

En el reino animal la territorialidad es el mecanismo por el cual se distribuyen, por medio de peleas o rituales, los recursos naturales en un área determinada, resultando así en un comportamiento innato realizado para la óptima perpetuación de la especie. De esta manera el propietario de este territorio intenta conservar su espacio por tiempo indefinido, manteniendo sus límites y adaptándolo a sus propias necesidades.

Como sabemos los seres humanos no somos tan distintos a los animales en nuestros comportamientos; constantemente personalizamos nuestro entorno y de esta manera incluimos y excluimos a las personas que nos rodean. El puesto de trabajo es un claro campo de batalla territorial, ya que es un sitio donde – a diferencia de los lugares que frecuentamos voluntariamente por gustos propios, con las personas de nuestra propia elección – no tenemos la opción de elegir libremente dónde establecernos y con quién interactuar. Por supuesto que como toda regla también existen excepciones en ambientes de trabajo como este, que claro…. si te lo ponen así creo que en este caso es difícil resistirse 🙂

Es entonces que por el instinto de dominar, resguardar y disponer de un área geográfica delimitada tendemos a hacer de nuestra dimensión personal de trabajo nuestro propio universo; incorporando a éste elementos que nos recuerden que ese espacio es nuestro y de nadie más; objetos que no sólo funcionan para delimitar nuestra propiedad, sino también para transmitir nuestra filosofía de vida y de esta manera, muy sutil pero bastante eficiente, hacer que las personas que nos rodean acepten o rechacen nuestra doctrina, resultado en un proceso más sencillo de clasificación de personas con personalidades comunes a la nuestra.

Es interesante ver cómo simples actos como el de personalizar nuestro puesto de trabajo comprueben que existen comportamientos que ya los traemos heredados de nuestro proceso evolutivo, pero al mismo tiempo resulta sumamente atractivo cómo fuimos incorporando elementos de adaptación propios, psicológicamente más complejos que nuestros antepasados, a medida que el ser humano fue desarrollando su sentido de civilización; siempre conservando la misma finalidad… el deseo (y la necesidad) de transmitir nuestra identidad.

Referencias:
Brown, Graham; Claiming a corner at work: Measuring employee territoriality in their workspaces; Lee Kong Chian School of Business, Singapore Management University; 16 de Mayo 2008.
Cairo Carou, Heriberto; Territorialidad; Diccionario crítico de Ciencias Sociales; Universidad Complutense de Madrid.

Dime cómo escribes y te diré quién eres: Pensamiento sobre la escritura y el comportamiento humano

8 mayo 2009
pensamientos
Ceremony by ~clayrodery

Creo que la mayoría de nosotros puede recordar sus primeros encuentros con la escritura; primero, nuestros padres intentaban enseñarnos a escribir nuestros nombres en letras grandes y mayúsculas, luego en la escuela nos presentaron a la cursiva, dándonos la opción más adelante de desarrollar nuestra propia caligrafía, empezando ésta siendo un collage de estilos y formas que nos llaman la atención, desenvolviéndose lentamente – así como el propio carácter de la persona – en un estilo caligráfico propio. Este estilo propio de escritura de cada ser humano es el centro de atención de la técnica proyectiva y descriptiva llamada Grafología.

Personalmente, este campo de estudio causa en mí un gran interés no por lo que ofrece como información (aunque insisto que existen elementos de análisis muy interesantes), sino cómo el ser humano busca incesantemente maneras de predecir el comportamiento humano, ya sea a través rasgos concretos como la escritura, como en este caso, o por la manera de hablar, o actuar o de relacionarse con otras personas. ¿Cuál es el motivo real por el que hacemos estos estudios? ¿Será realmente el deseo de conocer mejor a la gente que nos rodea – o a nosotros mismos –  para no cometer los mismos errores en el futuro? ¿O el deseo de ayudar a las personas incapaces de describir sus problemas mentales por sí mismas o de encontrar y aislar a los que pueden lastimarnos? ¿O será el deseo de catalogar al ser humano, como un menú de restaurant, para apreciar sólo a algunos y desechar a otros sólo por lo que dicen unos cuantos datos estadísticos? O cuestionándonos de una manera más escalofriante: ¿Es tan grande nuestro deseo de control de las masas como para buscar una manera de desear predecir el comportamiento de las personas para poder dominarlas mejor?

No estoy intentando buscar respuestas, sino generar preguntas que despierten el interés real de las personas a entender los motivos por los que constantemente nos estamos exponiendo a la lupa psicológica que, y ahí va mi mayor temor, nos pueden llegar a hacer creer que somos alguien que en realidad no somos, o también justificar acciones que serían mejor meditar sobre ellas en vez de simplemente asumirlas. Por dar un ejemplo estúpido: “Según mi caligrafía soy una persona que constantemente siente envidia por la felicidad ajena…” Ya está, ya lo sabes… ¿y ahora qué? ¿Harás realmente algo al respecto o ya estás contento/a de saberlo? ¿Lo asimilarás como “parte de tu personalidad” utilizando un test que diga que según tus rasgos propios es “normal” que sientas envidia, para justificar así tus acciones, teniendo de esta forma paz mental?

En conclusión: aprendamos a conocernos a nosotros mismos y a los demás teniendo un contacto directo o a través de un estudio psicológico real y de buena fuente, no a través de falsos estudios que, como las dietas mágicas, no nos llevan más que a resultados ficticios, quitando importancia a cosas que realmente necesitan una solución, o viéndolo del lado positivo, si sabemos que somos “una persona que lleva el mundo por delante, decidida, buena con los demás y que le gustan los perros”… ¿necesitamos un test para saber que lo somos? Por favor…

(Dedicado a todos los tests del Facebook y a las personas que se los creen)

Arte, creatividad y locura: seductora simbiosis

24 abril 2009

madness

Strange Flying Cruxificion, de ~MaDtheWickeD

La locura siempre fue una condición humana que ha provocado al mismo tiempo sentimientos de temor y atracción; Platón y Aristóteles la observaron con curiosidad filosófica mientras que en la Edad Media se la catalogaba como una posesión demoníaca con sentencia de muerte en la hoguera. Kant hablaba que no es nueva la idea de que el genio va acompañado por una dosis de locura. A lo largo de la historia han existido varios artistas que podrían entrar a la categoría de “mentalmente perturbados”, como Hieronymus Bosch (El Bosco), Michelangelo Caravaggio, Franz Xaver Messerschmidt o el propio Salvador Dalí.

¿Qué es lo que nos hace pensar en la existencia de esta relación creatividad-locura? Entiéndase por locura a la privación del juicio o del uso de la razón, así como la acción que, por su carácter anómalo, causa sorpresa. El libro de los historiadores del arte Rudolf y Margot Wittkower* dice que “los filósofos descubrieron que los artistas emancipados de su tiempo mostraban características del temperamento saturnino: contemplativos, meditabundos, recelosos, solitarios y creativos” y fue de esta manera que surgió la representación del artista perturbado.

Por otra parte también existe un grupo de psicólogos y científicos que piensan que “el loco del arte” es el resultado de formulaciones que tuvieron su apogeo entre finales del siglo XIX y principios del XX – con personajes como Schopenhauer profesando esta ideología – y aunque pueda tener un leve respaldo de psiquiatras y psicoanalistas como Lombroso y Freud, esta doctrina carece de soporte científico; aunque, eso sí, es verdad que fue la responsable de generar una moda entre artistas – especialmente surrealistas – abordando temas como trauma, neurosis, inconsciente, etc.

madness2

Descent into madness por ~Wonderwall-Glory

Este grupo también tiene la opinión de que otra explicación a este fenómeno es el interés universal hacia el proceso de crear visualmente algo que hasta ese momento era inexistente, debido a la “magia” que encierra este desarrollo. Haciendo una relación entre los trastornos y creación se podría decir que en el inconsciente colectivo la locura es el castigo por atreverse a ponerse a la altura de los dioses y darse la licencia de atreverse a crear.

Pero si se toma en cuenta la información y los datos reales sobre creatividad y genio se puede llegar a la siguiente conclusión: De acuerdo con la psicología existe un sólo tipo de creatividad, que se define como una forma de pensar articulada por las propiedades particulares de cada campo. Entonces, en el caso particular del arte, la persona siempre está vinculada a sus apreciaciones y experiencias del mundo que le rodea, hecho que luego es reflejado en su medio de expresión artística, siempre llevando toda esa información a su mundo persona, a su interior, luchando al mismo tiempo con sus propios enfrentamientos, desventuras, grandezas… y por supuesto, a mayor introspección mayor la incertidumbre y, muchas veces, mayor angustia.

A lo que quiero llegar con esto es que no usemos el mito emocional del perturbado psicológico para justificar la creatividad o pretender tenerla; o mirándolo desde el lado opuesto no pensemos que debemos tener algún conflicto existencial para realizar algo creativo. Uno es lo que es y no por sus situaciones externas. Si tenemos un problema pues ¡a tratarlo!, sino no nos inventemos uno. Las emociones no deben usarse como arma maligna. Seamos sinceros con la gente que nos rodea y, por sobre todo, con nosotros mismos.

Por supuesto, como todo lo que digo, esto es sólo un punto de vista y en especial en este tema todo es sumamente debatible. Por supuesto que no estoy hablando de trastornos psicológicos crónicos como condición que no tiene importancia. En este caso este tema está totalmente fuera de contexto.

Referencias:
* WITTKOWER, R. y WITTKOWER, M. 1985.
Nacidos bajo el signo de saturno. Genio y temperamento de los artistas desde la Antigüedad hasta la Revolución Francesa. Madrid Catedra (original publicado en 1963).
– Romo, Manuela; El trastorno psicológico en el artista: ¿Mito o realidad?; Universidad Autonoma de Madrid. Revista RecreArte; Ejemplar año 2005, Sección I; Madrid, España
Belén; El arte y la Locura; Sobre Historia.com: El blog que da un paseo por la historia; Abril 2009.