Posts Tagged ‘naranja’

Curiosidades sobre los colores (Parte 6) Hoy: El Naranja

28 septiembre 2009
orange love
Orange Love, por ~Yume-fran

Un poco de historia

Para entender a este color es necesario conocer un poco más de su historia, la cual inicia en las lejanas tierras de Asia. Originaria de India, la existencia de esta exótica fruta permanecía en secreto para el resto del mundo.La expansión de la naranja siguió hacia el oeste pasando por Medio Oriente, donde se la bautizó narang, partiendo desde allí al Occidente y a Europa en la Edad Media. La Península Ibérica fue la primera en recibir a este forastero y fragante árbol, adaptando su nombre a lo que se conoce hoy como naranjo, y su fruto naranja. Francia la denominó orange, por el color que otorgaba el reflejo del sol en las frutas del árbol.

Paralelamente a la travesía de la naranja desde India a Europa, China poseía su propio ejemplar, pero a diferencia del indio – que actualmente es la “naranja amarga”-  éste era dulce y con semillas. Esta versión fue llamada “naranja de la China” – que es la que se conoce hoy comúnmente como naranja –  y fue introducida a Europa en el siglo XVI por los portugueses.

candyCorn

Activo, extrovertido y lleno de sabor

El naranja lleva en sus genes el resultado del equilibrio psicológico entre sus padres cromáticos. Entre el dulce rojo de las manzanas y el amarillo ácido de los limones el naranja se encuentra en una posición agradablemente neutra, tal como lo demuestran las mandarinas, naranjas y melocotones. El rojo es poderoso, el amarillo inseguro y el naranja sabe estar; conoce muy bien lo que le gusta y lo que quiere, estando siempre seguro de sí mismo pero sin intentar ser el centro de la atención, aunque es verdad que, sin siquiera intentarlo, no puede evitar sobresalirse del montón.

El naranja goza de predilección especialmente entre los niños y según Goethe “tampoco es extraño que este color sea el preferido de los hombres energéticos, sanos y rudos”. El por qué de este hecho puede explicarse descomponiendo al color en sus componentes básicos, apreciando que conserva dentro de sí la fuerza y la brutalidad del rojo y la energía del amarillo.

En el mundo culinario, quién no humedece la boca al pensar en la comida “dorada” – que en realidad es naranja- , como una buena paella, un ave al horno y por supuesto los platos asiáticos condimentados con curry; el naranja reboza de aromas y visualmente es uno de los colores más llamativos de la cocina. Múltiples frutas y alimentos llevan, ya sea intrínsecamente o en su proceso de elaboración final, el color naranja y todos son sabrosos al paladar. Bordes de quesos, nísperos y mangos…todos de sabor diferente pero compartiendo un color en común.

vestido

Inquieto, social y vanguardista

Para conocer el nivel de movimiento que produce el naranja se puede pensar en los medidores de actividad de las maquinarias. Tanto el amarillo como el naranja y el rojo producen una llamada de atención y connotan actividad, incrementándose de nivel en ese mismo orden. El naranja indica que hay una actividad que ya no puede pasar desapercibida y que puede “tender a rojo” con el tiempo. Es como el agua antes de hervir, como los micro segundos antes de saltar de un avión… el naranja es la expresión cromática del momento previo al sentimiento extremo.

Desde un punto de vista social, el naranja representa el equilibro entre falsedad y pasión. Es un color que demuestra los sentimientos de manera transparente, sin filtros ni máscaras; es por eso que llama la atención y en muchas veces, especialmente en el vestir, refuerza el caracter de una persona. Alguien vestido de naranja sabe muy bien lo que quiere y qué idea de sí mismo quiere transmitir. Es por este mismo motivo – y como todo efecto cromático está firmemente asociado a perfiles perceptivos – que hay un gran rechazo hacia este color. La sociedad instruye a sus habitantes en ser indiferente o apasionado, pero no a ser simplemente un habitante.

Sin embargo, el que viste de naranja debe tener mucho cuidado porque, a no ser que su objetivo sea el ser vanguardista u original, tiende a producir un “escándalo visual” si no es llevado con confianza y conciencia. Además, debe prestarse atención especialmente en el tono de piel (el naranja acentúa el color natural de la piel), ya que a mayor claridad de tez mayor conflicto de color.

kenny

Curiosidades varias sobre el color naranja

  • El tetracromatismo es la capacidad de percibir, a través de un canal de recepción de luz adicional en el ojo, un mayor espectro cromático. Los tetracrómatas pueden distinguir hasta cien millones de colores diferentes, a diferencia de tricrómata normal que tan solo llega al millón. Este canal de recepción de luz adicional se encuentra en medio del rango del rojo al verde, o sea, en el rango de los naranjas. En los seres humanos esta condición sólo puede darse en las mujeres, ya que el pigmento en los conos rojo y verde de la retina se encuentran en el cromosoma X y la “super visión” se da únicamente por la repetición de conos de uno de estos dos colores.
  • Debido al uso exagerado e irresponsable del color naranja en la publicidad, éste se convirtió con el tiempo en el color oficial del “mensaje basura”, ya que sólo recurre a llamar la atención del receptor de la comunicación y no a crear un interés real hacia el producto o idea. Si bien este hecho no es una regla general, sí se ha de tener en cuenta esta situación al momento de crear la estructura cromática de un anuncio.
  • El naranja es el color oficial de la Familia Real Holandesa. El linaje de la actual dinastía real, Oranje-Nassau, se remonta a los tiempos de Guillermo III de Orange en el siglo XVII. Es por eso que el naranja es sinónimo de orgullo nacional y razón de que exista cierto “fanatismo” hacia dicho color.

Referencias: Heller, Eva; Psicología del Color. Cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón; Gustavo Gili SA Barcelona.
Birren, Faber; Color Psychology and Color Therapy: A Factual Study of the Influence of Color on Human Life; University Books 1961. Roth, Mark; Some women may see 100 million colors, thanks to their genes; Pittsburgh Post-Gazette, 13 de Setiembre 2006. Quinion, Michael; The Colour of Words – The fugitive names of hues; World Wide Words; 28 de Julio 1996.