Posts Tagged ‘reglas’

Protocolo y Etiqueta (Parte 2) – Comer con estilo no cuesta nada

5 agosto 2009

cutlery


cutlery people
, por ~Hellle

Trata a todos con educación, aún a los que son descorteses contigo – no porque sean amables, sino porque tú lo eres

-Anónimo

El saber y entender las reglas de etiqueta, así como aplicar los buenos modales, no es sólo una cuestión de elegancia o, para los más radicales, tampoco es doblegarse ante unas innecesarias leyes sociales que mejor podrían desaparecer; el aprender a interactuar socialmente es, como muchas otras disciplinas, un arte; una habilidad que como cualquier especialidad requiere de práctica para poder dominarla, resultando al final en una satisfacción tal como lo experimentaríamos si domináramos una partitura de música, una técnica pictórica o un arte marcial. Entonces, mirándolo desde este punto de vista, consideremos la etiqueta como el arte de la convivencia social, el cual nos regala distinción sin costo alguno.

En la primera parte de este artículo habíamos comentado sobre los tipos de copas para cada bebida. Esta vez observaremos los modales en la mesa, destacando los errores más comunes, revelando algunos mitos y finalizando con una lista de consejos para convertirse en un(a) maestro(a) de la etiqueta. Si bien muchas reglas se adaptan a contextos culturales, el secreto está en conocer las normas básicas y, por sobre todo, sentirse cómodo(a) y seguro(a) de sí mismo(a) en todo momento; recordemos que la práctica hace al maestro.

Hijo mío, no desearás el pan de tu prójimo – Algunos de los errores más comunes

En la mesa, muchos somos pecadores sin siquiera saberlo, ya sea porque así fuimos instruidos por nuestros padres o porque hemos decidido imitar lo que “se veía bien”. Pero no hay que preocuparse, ya que justamente al ser errores comunes, muchas veces hasta pasan desapercibidos; pero recordemos que estamos aquí para elevarnos de lo normal a lo extraordinario, así que he aquí una pequeña lista de infracciones para tener en consideración:

  • Cubiertos en la mesa, plato, ambos, ¿o ninguno?: El primer mandamiento de los cubiertos es simplemente recordar que sólo sirven para cortar e ingerir alimentos, no para ser utilizados como enfatizador de frases, ni para sostenerlos tan elegantemente como si fuesen un violín, ni como si estuviésemos por matar a alguien con una daga. Teniendo esto en cuenta sólo hace falta saber que una vez cogidos los cubiertos nunca deben volver a tocar la mesa, ni siquiera parcialmente. Los cuchillos van sobre el plato, con la hoja mirando hacia el interior y permaneciendo allí, dejando únicamente el mango en el borde. Resumiendo: Hoja del cuchillo mirando hacia adentro y siempre en la parte interior del plato.
  • La servilleta no es una bandera: Cuando desdoblamos una servilleta no debemos hacerlo sacudiéndola a los cuatro vientos o como si fuera un látigo o una bandera, sino delicadamente sobre nuestro regazo, permaneciendo allí hasta que debamos abandonar la mesa por algún motivo (ir al lavabo, atender una llamada telefónica, etc.); en este caso debemos retirarla y depositarla sobre el asiento, el cual debemos empujar hasta que el respaldo esté lo más cercano al borde de la mesa.
  • Las apariencias no engañan: Recuerda siempre lo que decía tu madre: ¡A sentarse erguido(a) con los codos fuera de la mesa! Si no sabemos dónde apoyar las manos, nunca queda mal dejarlas sobre el regazo.
  • ¡Prohibido enmantecarse la vida!: La mejor manera de comer el pan es partiéndolo (con las manos) en pequeños trozos que puedan caber en la boca, enmantecándolos únicamente a medida que se va comiendo y no todos a la vez.
  • Los palillos, ni en el Chino: Si llegásemos a tener algo entre los dientes, lamentablemente los palillos están fuera del juego; deberíamos en este caso disculparnos, retirarnos al lavabo y una vez allí arrancarnos el alma con las uñas si fuese necesario. 🙂

pan

Algunos mitos sobre los modales en la mesa

Así como las leyendas urbanas, también existen infinidades de mitos sobre hábitos en el comer que por no utilizarlos regularmente sólo tomamos la palabra del que nos lo cuenta. Un ejemplo muy común es el de eructar después de comer en algunos países asiáticos, como China, o de Oriente Medio, ya que ésto demuestra el alto grado de satisfacción que el comensal tuvo con la comida. Quizás sea de comportamiento normal, como lo es el utilizar palillos en la vida cotidiana en países del Occidente, pero no se considera correcto en eventos formales. Así también hay ocasiones en las que el anfitrión considera que a mayor complejidad de menú, de ocasión o de juego de cubiertos, más impresionará al invitado; muchas veces esto tiene el efecto contrario, ya que confunde al invitado y evita que éste disfrute tranquilamente de su comida. En la mayoría de los casos, cuanto más simple (pero elegante) sea la presentación y más se preste atención a las necesidades del comensal, mayor será el éxito de la reunión social.

Por último, otro mito muy famoso es el de cortés y tener modales es sólo propio de personas con un alto nivel adquisitivo o de un importante trasfondo social; nada está más lejos de la verdad. Los modales es una de las pocas cosas que derriban las barreras sociales y que no depende del estatus, de la calidad de educación o de la fortuna; ¡es completamente gratis!

Consejos para ser el comensal perfecto

  • Cuando nos toca ser anfitriones, intentemos siempre ser los primeros en marcar las pautas de comportamiento de la reunión, ya que los invitados se adaptarán a las acciones del invitante. La conducta colectiva dependerá en mayor parte de ello.
  • Cuidar siempre la conversación. Es importante prestar atención a la reacción de las personas con quien se está conversando para saber hasta dónde preguntar y cuándo es más adecuado cambiar de tema. Si somos los anfitriones del convite debemos saber detectar una situación incómoda y discretamente cambiar  el rumbo de la conversación.
  • ¿Fumar o no fumar? Si bien es un tema bastante delicado y cada vez es más usual no hacerlo en sitios públicos, el hecho de fumar o no depende enteramente del organizador de la velada (o el propietario del establecimiento público); es él quien indicará las reglas a seguir. Lo ideal sería que el anfitrión organizara una sala de fumadores – por ejemplo al momento del café – para no incomodar a las personas no fumadoras, ya que todos sabemos que seamos fumadores o no, cuando alguien está comiendo es muy desagradable sentir el humo en el paladar.

¡Bon Apetit! 🙂

Referencias
Protocolo.org: Protocolo y Etiqueta || Mitchell, Mary; Corr, John. The Complete Idiot’s Guide to Etiquette. Editorial Alpha Books; 2000 || International Dining Etiquette. The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy. BBC Home. 5 de Julio, 2000.

Cuestionate el por qué de las cosas…

25 marzo 2009

450px-steppedinit

Postergasm es un proyecto que involucra poner posters, flyers, pegatinas y literatura en general con frases o imágenes surreales en espacios públicos, siempre con un mensaje, generalmente de alto contenido político o social. Esta iniciativa es parte de un proyecto denominado Operation Mindfuck, parte del movimiento del Discordialismo, que consiste en lograr una confusión de las masas a escala global. Generalmente es manifestado a través de campañas decentralizadas de desobediencia civil, activismo, movimientos artísticos, especialmente en el arte dramático y el guerrilla art, sesiones culturales y graffitis y todo lo que se conozca que pueda causar un cambio social a través de la perturbación de paradigmas, por tanto forzando a la víctima a cuestionarse los parámetros de la realidad.